Centro Astrológico del Uruguay
NNN
Artículos

El Meridiano y el Horizonte
en Astrología.

por Eloy Ricardo Dumón.


Como todos sabemos, nuestro planeta Tierra gira sobre su eje, cumpliendo en 24 horas ese movimiento de rotación. Todos los días a través de este movimiento, los planetas y las estrellas fijas aparecen por el Este y desaparecen luego por el Oeste.

Por sobre cada lugar de la Tierra pasa una línea del Meridiano celeste, o sea un gran círculo que atraviesa los polos Norte y Sur celestes e intersectan al Ecuador Celeste en ángulo recto. Ese Meridiano también pasa por los puntos Norte y Sur delhorizonte de ese lugar.

Todos los días el Sol cruza este Meridiano al mediodía, o sea cuando es mediodía en cualquier parte de la Tierra. Los polos de este Meridiano son conocidos como el MC (Medium Coeli) o grado de culminación y el IC (Immun Coeli) o Fondo del Cielo, que son los puntos de intersección de este Meridiano local con la Eclíptica.

En cambio el Horizonte es un gran círculo que marca la intersección del plano del horizonte con la esfera celeste. Este plano horizontal (referido a la latitud geográfica del lugar) pasa por los cuatro puntos cardinales y sus polos, o sea los extremos de su eje, que están perpendiculares a su plano.

Esros puntos son el Cenit, el punto exactamente sobre la cabeza del observador y el Nadir, el punto exactamente debajo de sus pies en el sentido de la plomada. La función más importante de este gran circulo es la determinación del punto oriental que intersecta a la Eclíptica, o sea el Ascendente (ASC.) para un determinado lugar y hora dada y su punto opuesto el Descendente (DESC). Así se llaman porque en estos puntos celestes es por donde loa astros ascienden y se ponen.

En la carta astrológica el plano del Horizonte separa al cielo visible del invisible, la mitad superior se considera positiva y la inferior negativa. El plano del Meridiano divide también a la carta astrológica en un hemisferio oriental y otro occidental, conteniendo cada uno la mitad del cielo visible y la otra invisible. La mitad oriental es positiva y la occidental es negativa.
Los chinos en su filosofía, consideran al Cielo como Yang, el generador de todos los fenómenos y de todo lo que existe en el mundo y a su vez consideran a la Tierra como Yin, el recipiente o soporte.

En realidad, el Meridiano y el Horizonte son los dos factores mas personales del Horóscopo. El Meridiano se relaciona con el yo interno, el yo que solo conoce el individuo. Es un indicador de la mente, precisamente el punto culminante o MC se relaciona con el desarrollo mental, con el propósito que se trae a la vida, los objetivos y las ambiciones.

De los dos, el Meridiano es el eje más importante para la interpretación de la psiquis y el MC es el polo superior.

El Horizonte se relaciona con el yo externo, el medio ambiente físico que le rodea y el contacto con las demás personas. Es un indicador del cuerpo físico, de la persona o la máscara que uno presenta a los demás.

El ASC es el polo mas importante del Horizonte. De ahí es que los aspectos que recibe el Meridiano se reflejan en la mente interna mientras que los aspectos que recibe el Horizonte se reflejan en la personalidad, en la comunicación psicofísica que hacemos con nuestro medio ambiente.

Los significados relacionados con el Meridiano podemos relacionarlos con la sucesión del tiempo, mientras que los significados del Horizonte se refieren más al espacio.

Podemos sintetizar estas ideas de la manera siguiente:


MERIDIANO
El Ser
La Mente

Duración temporal. El tiempo se expande hacia adelante y hacia atrás del momento actual. Representa las relaciones jerárquicas, o sea las relaciones según el tiempo sobre la base de la desigualdad (por ej. padre-hijo, etc.)

M.C.

Futuro, hacia adelante
Objetivos, fines, frutos
Las ambiciones, el propósito de la vida
La carrera, profesión u ocupación
La posteridad
La cima
Aspiración, esperanza
Extraversión
Conciencia social
Externalización de los problemas


I.C.

Pasado, hacia atrás
orígenes, comienzos, raíces
Los instintos, impulsos inconscientes
El patrimonio
La herencia
La base, el hogar
Reflexión, meditación
Introversión
Conciencia de si mismo
Internalización de los problemas


HORIZONTE
El llegar a ser

La persona, cómo elige un individuo encarar el mundo (ASC) y/o donde uno busca encontrar lo que cree que le falta en su Yo a través de la fuerza de la personalidad de otros (DESC).

La extensión espacial
El medio ambiente
El tiempo en el momento actual
Relaciones en un mismo plano de igualdad (por ej. marido-mujer)


ASC.

Subjetividad
El ego, la persona
La persona que uno mismo siente que es Personalidad
Autosuficiencia
Egocentricidad
El impulso natural
Desigualdad
Afirmación de uno mismo
El mundo que dominamos o al que sucumbimos
La actitud personal hacia el mundo que nos rodea

DESC.

Objetividad
Alter ego, no yo, el otro
La persona que a uno le falta y necesita
complementar
La persona opuesta, o la enemiga
Interdependencia
Altruismo
La reflexión o consideración
Igualdad
La integración
El mundo al que nos adaptamos, o al que hacemos frente
La manera en que nos adaptamos a un mundo que no hemos elegido


La mejor forma de ver las ángulos en perspectiva es comprendiéndolos en función de la polaridad como ya hemos visto; y tal como lo vemos también a través de signos en oposición o de planetas en oposición, aspecto éste que posiblemente sea el más sutil y el más importante en astrología, junto con la conjunción.

Como hemos visto el IC desde un punto de vista psicológico simboliza los impulsos inconscientes o los instintos, en cambio el MC representa el propósito consciente; en términos temporales lo que dejamos atrás y nuestra proyección hacia adelante.

El Meridiano divide al horóscopo en dos hemisferios. El Oriental simboliza la determinación del Yo y sus características que son:

Inestabilidad.
Independencia.
Competición.
El deseo de superioridad.
La conducta impulsiva.


El hemisferio Occidental simboliza la renuncia del yo y sus características son:

Estabilidad.
Dependencia.
Cooperación.
Deseo de observar normas morales.
La conducta reflexiva.


En cambio, el Horizonte nos presenta dos polaridades, pero Aquí y Ahora; y divide también la carta en dos hemisferios, el Superior, cuyas características son:

Extroversión.
Conciencia social.
Externalización de los problemas.
En época de crisis.
mantiene la confianza en si mismo
sin el sostén de los demás.
Trabaja por el reconocimiento de la sociedad.


El hemisferio Inferior tiene como características las de:


Introversión.
Conciencia de si. internalización de los problemas.
Prefiere estar sólo en época de stress.
No tiene confianza en si mismo en una crisis sin el sostén de los demás.
Trabaja por el autoreconocimiento.

Cuando los ángulos son comprendidos de esta manera, uno puede visualizar al Horizonte como una línea que separa a la Tierra del Cielo, símbolo del estado consciente del aquí y ahora, la realidad de la vida. Símbolo también de la materia y de la energía negativa (o femenina).

El eje, entonces, ASC/DESC es establecido por la hora de nacimiento. Cualquier signo del Zodiaco que esté sobre el ASC refleja los rasgos de la personalidad, porque muestra el modo en que nosotros nos aproximamos a la vida. Es la expresión externa de nuestra fuerza vital como individuos.

En cambio, el DESC muestra cómo hacemos el contacto con los demás, porque es a través de ellos que llegamos a ser totalmente conscientes de la vida. A través de la interacción con otras personas es que somos capaces de crecer como individuos.

Al Meridiano lo podemos visualizar como otra Línea que une el Cielo con la Tierra, representando la unidad con Dios . Simboliza el poder que desciende sobre nosotros desde arriba, o tomándola desde abajo, desde sus raíces (IC), simboliza nuestro anhelo de alcanzar estados mas elevados y a Dios.

Es símbolo también de la energía positiva (o masculina). El eje MC/IC se encuentra determinado por el lugar del nacimiento.

La combinación de la línea horizontal con la vertical forma una cruz, un símbolo que es conocido desde las más remotas culturas del mundo y expresa nuestro encuentro con la verdadera experiencia en esta encarnación y la habilidad para dominar los conflictos de la vida, de manera de poder llegar a un equilibrio o vivir en armonía.